* oraciones
FAMILIA SALESIANA*

Invocación a San Juan Bosco Plegaria a don Bosco, hombre de esperanza Nos has regalado a Don BoscoLuz que nos guía - Nuestro padre y amigo - Padre y maestro (don Viganó) - Lleno de fe y esperanza - Gracias por Juan Bosco - Padre de mirada dulce y segura - Padre y maestro de la juventud - Señor, Tú que has suscitado - Te damos gracias, Señor - Oh Don Bosco santo - Querido maestro Don Bosco Palabras de Don Bosco a los jóvenes Palabras de Don Bosco a los primeros misionerosPeticiones en el mes de Don Bosco - Invocación a los santos salesianos - El credo salesiano - A Santa María Mazzarello - Campobosco en Mornese - Santo Domingo Savio - Laura VicuñaLlamarte Padre María Mazzarello Oración a Don Bosco -CG26-

 
 
 


Invocación a S. Juan Bosco.
Autor/a: M. del Mar Galceran
Procedencia: escrito de la autora a Webdepastoral

Te encomendamos, san Juan Bosco,
todos los trabajos que llevamos entre manos,
nuestra tarea educativa y formativa con los jóvenes,
nuestros proyectos de animación pastoral,
de creación de materiales, de profundización de la fe...

Concedenos la sabiduría del corazón
para que todo lo sepamos poner al servicio de los jóvenes,
de su crecimiento y de su proceso de humanización.

Danos la serenidad necesaria para reflexionar
hacia dónde debemos orientar nuestras acciones,
el coraje para ser creativos e imaginativos
y la templanza por no desanimarnos ante las dificultades.

Que tu ejemplo de amor, de acompañamiento y de compromiso
con ellos nos aliente a entregarnos todos los días
con ilusión en el trabajo y a descubrir que todos los días
son una nueva oportunidad para contribuir a la construcción del reino de Dios.

Amén.

inicio

 

 

 

 

 

OTROS TEMAS

Agradecimiento
Alegría Felicidad Humor
Amistad Amor
Amor Caridad
Belleza Creatividad
Colaboración Disponibilidad
Confianza
Constancia Esfuerzo
Convivencia
Crecimiento Madurez
Diálogo Comunicación
Diversidad Tolerancia
Don Bosco Espíritu Salesiano
Derechos Humanos Justicia
Economía Política
Esperanza
Familia
Fe
Fidelidad
Guerra Paz
Interreligiosidad 1
Interreligiosidad 2
Interreligiosidad 3
Interreligiosidad 4
Jesús Evangelio
Libertad Esclavitud
María
Misiones Domund
Naturaleza Ecología
ONG's Voluntariado
Perdón
Respeto
Sentido de la Vida Vocación
Sencillez Austeridad
Silencio
Sinceridad Autenticidad
Tiempo litúrgico: Adviento
Tiempo litúrgico: Navidad
Tiempo litúrgico: Pascua
Tiempo litúrgico: Cuaresma, Pasión
Trabajo
Unión
Vacaciones Tiempo Libre
Otros

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 


Plegaria a Don Bosco, hombre de esperanza
Josep M. Maideu
Procedencia: Parroquia de St. Oleguer, Sabadell*2006

Tú que fuiste el santo de los sueños que después se cumplían, haznos atrevidos para imaginar y actuar un futuro eclesial consistente para nuestros jóvenes.

Tú que fuiste un gran discípulo de Maria, haz que ella sea nuestra maestra, nuestra ayuda y la realizadora de lo que nosotros no llegamos en hacer.

Tú que fuiste humilde, fuerte y firme, haznos valientes ante las dificultades y tribulaciones en nuestra tarea pastoral de hoy.

Tú que, cuantos más problemas se te presentaban, más risueño aparecías, haznos serenos y alegres, a pesar de los quebraderos de cabeza.

Tú que, esperanzado y comprometido, te fiabas tanto de la Providencia, haznos mirar más hacia lo alto, pero con los pies tocando y transformando la tierra.

Tú que encontrabas en Dios todas las respuestas y, si no llegaban, no dejabas de preguntar, haznos gente de plegaria decidida y confiada.

Tú que eras un incansable trabajador para el Señor y para los jóvenes, danos fuerza para no desfallecer en nuestras tareas.

Tú que fuiste un gran amigo de los jóvenes que no tenían ningún amigo, enseñanos a amarlos, empezando por aquellos que no se sienten queridos por nadie.

Tú que consagraste tu vida a los jóvenes, haznos atentos a ellos, sus cosas, sus ilusiones, su mundo, aunque no los entendamos.

Te lo agradecemos, Don Bosco, padre, porque nos ayudarás!


inicio

 


Nos has regalado a Don Bosco

Dios y Padre,
que nos has regalado a Don Bosco
como padre, maestro y amigo nuestro:
Te agradecemos de todo corazón este don.

Te pedimos, por su intercesión:

Que los chicos/as y jóvenes de aquí y del resto del mundo,
sobretodo los que más lo necesitan,
encontremos caminos de felicidad:
educación integral,
relaciones positivas con los otros,
lugar de trabajo digno y
motivos para creer en el mañana;

Que descubramos que la fe en Jesucristo
abre puertas:
de felicidad profunda,
de sentido de la vida,
de gozosa esperanza y
de entrega generosa.


Que todos los que formamos la familia Salesiana
sigamos con creatividad,
alegría y disponibilidad,
el estilo y el espíritu de Don Bosco
y vivamos, en su casa,
de los lazos de unidad y de amor,
que vivió la Familia de Nazaret.

Amén.


inicio

 
 
 

Luz que nos guía

Don Bosco eres la luz que nos guía,
y como fundador de esta escuela te dedicamos una oración.

Tu buen trato con las otras personas nos ha demostrado
que eres un buen ejemplo a seguir.
Damos gracias a Dios por querernos y dejar que nos queramos entre nosotros,
que podamos compartir, ser solidarios, construir una buena amistad,...

Te damos gracias por creer en todas las obras que nosotros estamos haciendo.
Don Bosco, ahora que estás en el cielo,
prepáranos un lugar para cuando vayamos contigo.
Nosotros te queremos y te damos gracias
por todo lo que has hecho por nosotros.



inicio

 
 
 


Nuestro padre y amigo

Tú eres nuestro padre,
tú eres nuestro amigo y
nos das la alegría de seguir viviendo.

Nos das pan,
nos das calor,
nos das vida
nos das amor.

Tú nos das tu corazón
también nos haces de madre
rezamos contigo, don Bosco
que eres nuestro padre.

Tú eres nuestro padre porque sabes qué es el amor,
Tú eres nuestro padre porque nos das la paz.


inicio

 

 
 
 

Padre y Maestro
Autor /a: don Egidio Viganó, 7º sucesor de don Bosco


Padre y Maestro de la juventud,
san Juan Bosco,
que, dócil a los dones del Espíritu Santo,
diste a la familia salesiana
el tesoro de la tu predilección
por los pequeños y por los pobres,

enséñanos a ser cada día para ellos
signos y portadores del amor de Dios,
suscitando en nuestro ánimo
los mismos sentimientos de Cristo Buen Pastor.

Pedid para todos los miembros de vuestra familia
un corazón de bondad,
constancia en el trabajo,
sabiduría en el discernimiento,
valor para testimoniar el sentido de Iglesia
y generosidad misionera.

Conseguidnos la gracia
de ser fieles a la alianza especial
que el Señor ha sellado con nosotros,
y haced que, guiados por María,
recorramos gozosamente con los jóvenes
el camino que conduce al amor.
Amén.



inicio

 
 
 

Lleno de fe y esperanza

Juan Bosco,
tú, lleno de fe y de esperanza,
movido por el Espíritu de Dios
y por la confianza en el auxilio de María,
abriste los ojos y viste a tu alrededor
muchos jóvenes que necesitábamos
alguien que les diese la mano:
jóvenes en situación difícil,
jóvenes con el futuro oscuro.

Tú te acercaste a ellos
Y les ayudaste a ir hacia delante.
Les diste esperanza de vivir,
y les mostraste el camino de la fe.

Enséñanos a mirar a los jóvenes
y sobretodo a los jóvenes que tienen más dificultades,
con tu misma mirada,
con la mirada amorosa de Jesús.


inicio

 
 
 

Gracias por Juan Bosco

Te damos gracias, Dios, por San Juan Bosco.
De él aprendemos a vivir felices, estando siempre alegres.
Te pedimos que nos enseñes a ser cada día
mejores amigos de tu hijo Jesús.
Te damos gracias, Jesús, por Juan Bosco.
Porque le diste un corazón lleno de amor.
Por medio de él descubrimos que el amor de Dios está en cada uno de nosotros.

Te damos gracias, don Bosco,
porque no te guardaste las cosas buenas que Dios te dio,
sino que las multiplicaste y eres para nosotros un modelo.

¡Gracias D.Bosco por haber sido como eres!


inicio

 
 
 



Padre de mirada dulce y segura

Don Bosco,
Padre de mirada dulce y segura,
Amigo fiel e incansable compañero,
Maestro justo y de corazón abierto,
¡míranos!.

Hoy tus jóvenes te seguimos
Pisando rosas y espinas,
Hoy tu vida es nuestra vida,
Y tus sueños...,
Melodía de alegría.

¡Don Bosco!,
bendice nuestras manos para que
acaricien en cada gesto,
bendice nuestra sonrisa, para que,
imagen del corazón entregado,
alcance las jóvenes almas
que amamos...

¡Don Bosco!,
pide para todos nosotros,
una fe fuerte,
un amor sincero, y...
valentía en el trabajo que tú nos has
encomendado.

Aquí nos tienes.
Haz de nosotros Buenos Pastores
para los jóvenes, y no te olvides de
esperarnos en el Paraíso

Amén.


inicio

 
 
 

Padre y Maestro de la juventud

Padre y Maestro de la juventud,
san Juan Bosco,
que tanto trabajaste
por la salvación de las almas,
sé nuestro guía
en buscar nuestra salvación
y la del prójimo.

Ayúdanos a vencer las pasiones
y el respeto humano.
Enséñanos a amar:
a Jesús Sacramentado.
a María Santísima Auxiliadora
y al Papa.
Y alcánzanos de Dios una santa muerte,
para que podamos un día
hallarnos juntos en el cielo.
Amén.


inicio

 
 
 


Señor, Tú que has suscitado
Procedencia: de la Missa de don Bosco

Señor, Tú que has suscitado en san Juan Bosco
un padre y un maestro para la juventud,
danos también a nosotros
un celo infatigable y un amor ardiente,
que nos impulse a entregarnos
a bien de los hermanos
y a servirte a Ti en ellos con fidelidad.
Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.
De la misa de San Juan Bosco


inicio

 
 
 

Te damos gracias, Señor
Autor /a: Manel Morancho

Te damos gracias, Señor,
por Juan Bosco.
Le diste un corazón lleno de amor,
y tan dilatado
como las orillas de los mares.

En él, millares de hombres y mujeres
han podido descubrir
que eres Tú, Dios del amor,
el que estás presente
como origen, fuente y meta de todo.

Te damos gracias, Señor,
porque has visitado a tu Iglesia
con hombres santos como Juan Bosco.
El ha encendido una llama
y otros la conservan prendida,
para que en el mundo,
los jóvenes y los niños
vean y sientan
tu presencia de Dios cercano,
de Dios amigo.

Te damos gracias, Señor,
por Juan Bosco,
padre y maestro de la juventud,
profeta de la educación
en los tiempos nuevos,
amigo entrañable de los jóvenes, que decía:
“Me basta que seáis jóvenes
para que os quiera”.
Bastan testigos así
para que muchos creamos
que Tú eres el Dios del amor.


inicio

 
 
 


Oh, Don Bosco, santo

 

Oh Don Bosco Santo,
que con tan gran amor y celo
cultivasteis las múltiples formas de compromiso en la Iglesia,

que sus asociaciones tengan
el mayor progreso y desarrollo.

que aumente en todos los corazones
la devoción a la Eucaristía y a María .

que crezca el compromiso eclesial,
el celo por la evangelización,
un solícito esmero por la educación de la juventud
y grandes entusiasmos para suscitar
nuevas vocaciones sacerdotales, religiosas y misioneras.


inicio

 
 
 


Querido Maestro
Autor/a: Salvador Ramos

Querido maestro Don Bosco,

Maestro de los que nos sentimos jóvenes y trabajamos por los jóvenes,
maestro de los que queremos seguir al gran Maestro Jesús,
maestro de los que deseamos vivir la vida con alegría y esperanza,
maestro de los que confían en María, madre de todos.

¡Queremos seguir tu ejemplo de paciencia y entrega hacia los jóvenes,
queremos ser testimonios, como Tú, de fidelidad al evangelio,
queremos trabajar para construir siempre un mundo nuevo, un mundo de sueños,
queremos ser luz entre los jóvenes, claridad en la oscuridad de tantas vidas!

Querido Don Bosco,
no es fácil,
a veces, el cansancio nos puede,
la desilusión nos invade,
el pesimismo nos vence,
el “ya no puedo más” sale del corazón.

Pero Tú nos dices que el amor todo lo puede,
que Dios nunca abandona,
que siempre hay un nuevo horizonte,
que confiamos, que esperamos. Dios siempre responde.

Ayúdanos querido Don Bosco,
a ser fieles a tu legado,
a mantener vivo tu carisma,
a seguir trabajando por “aquellos que son los primeros en el Reino de Dios”,
a no olvidar nunca que el sentido de la vida está en el amor,
a no perder la esperanza ante el dolor y el sufrimiento,
a ser testimonios de resurrección.

Don Bosco, Padre y Maestro de tantos jóvenes,
sé también nuestro Padre y Maestro
y acompáñanos en este camino que es la vida.
Amén.


inicio

 
 
 


Palabras de Don Bosco a los jóvenes

1. ¡Un mundo nuevo no lo harán nunca los que pasan de todo!
2. ¡No malgastes tus energías! ¿Quieres dejar el mundo tal como lo has encontrado?
3. Cada día pregúntate: ¿qué puedo mejorar del ambiente que me envuelve?
4. Dos grandes pistas para el joven comprometido: alegría y servicio.
5. Para que todo funcione bien, pon en juego tus cualidades.
6. Que no se pueda decir de ninguno de vosotros: Éste vive del esfuerzo de los otros.
7. Has recibido gratuitamente muchas cualidades: no menosprecies al que tiene menos que tú.
8. Construye la paz amando, ayudando, estando de parte del más necesitado.
9. ¡Atención! Libérate de todo lo que no te hace ser hombre o mujer!
10. No dejes de luchar por “ser” una auténtica persona.
11. Sé fiel en la amistad: ayuda y respeta a tus amigos.
12. Quereos, defendeos, ayudaos: cread la paz entre vosotros.
13. Lucha por crear confianza y diálogo con los mayores: juntos se puede más.
14. ¡Vigila con este carácter! ¿No ves que vas perdiendo a tus amigos? ¿Porqué no eres más tolerante y más caritativo?
15. Nosotros creemos en el Dios de la alegría.
16. Jóvenes: sois los primeros responsables de vuestro futuro.
17. ¡Elige...! Puedes destruir o construir tu vida...
18. Dios está de parte de los jóvenes... Y tú, ¿de qué parte estás?
19. ¡Atención! Escucha la PALABRA, vívela: es una buena pista para tu lucha diaria.
20. Para un cristiano, María no puede ser desconocida: arriésgate a descubrirla.
21. Que este sea tu lema: trabajo, oración, compromiso... ¡y todo con alegría!
22. Un cristiano comprometido cuenta siempre con la fuerza del Cristo en la Eucaristía.
23. Para un joven cristiano, la alegría, el trabajo y la oración van siempre unidos.
24. Me basta con que seáis jóvenes para amaros.
25. Cuando dejes espacio a Dios en tu vida, no tengas miedo al riesgo!
26. Cristo te quiere: ¡ábrete a su amistad!
27. Vive alegre por dentro: comunicarás alegría y optimismo por fuera.
28. Pon en marcha con tus amigos una campaña contra el aburrimiento (el ocio)..
29. ¡Jóvenes! Vosotros sois mi esperanza y mi alegría!
30. La gratitud en los chicos/as y en los jóvenes es el anuncio de un futuro feliz.
31. Encomendad en vuestro ambiente la alegría de vivir.
32. Mi regalo para el nuevo año: luz roja a todo aquello que os hace esclavos; luz verde para aquel os libera: Cristo.
33. Un cristiano triste es un triste cristiano.
34. Que tu amistad sea abierta y cordial.
35. Cada vez que te superes para aceptar al que no piensa como tú y para querer al que te juega alguna mala “pasada”, estás forjando tu personalidad cristiana.
36. Como cristiano estás llamado a ser “apóstol”, pero recuerda: lo más eficaz es tu testimonio. No te avergüences de serlo.
37. ¿Quieres ayudar e tus amigos? Comienza con tu testimonio.
38. Los hechos atraen más que las palabras.
39. Quiero ayudarte en la medida que pueda a que seas feliz; pero... ¿quieres ayudarme?
40. No dejes la Eucaristía y haz fuerte tu voluntad: necesitamos gente de carácter.
41. Convenceos que vuestros educadores os quieren y sienten la responsabilidad de colaborar con vosotros en la construcción de vuestro futuro: no les neguéis vuestra confianza.
42. Orienta bien tu vida desde el comienzo. Puede ser peligroso dejarlo todo para el final.
43. Un grupo cristiano que reza está llamado a madurar su fe y su compromiso con los demás.


inicio

 
 
 


Palabras de Don Bosco a los primeros misioneros
Procedencia: De los recuerdos de Don Bosco a los primeros misioneros


Buscad a las personas, no el dinero, ni los honores ni las dignidades.
Sed cariñosos y educados con todos.
Preocupaos especialmente de los enfermos, los niños, los ancianos y los pobres y conseguiréis las bendiciones de Dios y el aprecio de los hombres.
Cuidad la salud. Trabajad, pero sólo lo que os permitan vuestras fuerzas.
Amaos los unos a los otros, aconsejaos, corregios recíprocamente. No seáis envidiosos ni os guardéis rencor. Que el bien de uno sea el bien de todos, y las penas y sufrimientos de igual forma.
Cada mañana encomendad a Dios las ocupaciones del día.
Propagad constantemente el amor a María Auxiliadora y a Jesús Eucaristía.
No olvidéis, en las fatigas y en los sufrimientos, que nos espera un gran premio en el Cielo.
“Decidle a mis jóvenes que los espero a todos en el Paraíso”.


inicio

 
 


Peticiones en el mes de Don Bosco


* Hola Jesús, estoy muy contento por encontrarme de nuevo con mis compañeros y compañeras, disfrutando de su presencia y de la tuya, amigo Jesús.
Comenzamos el Nuevo Año con el mes dedicado a nuestro patrono: Don Bosco, el amigo de los niños y de los jóvenes.
Don Bosco era de familia pobre y se esforzó mucho desde pequeñito. Era muy divertido, alegre, simpático y bueno.
Ayúdanos Jesús, a ser como Don Bosco.

* Me gustaría ser un “soñador” como Don Bosco. Me gustaría soñar en un mundo donde hay ilusión, alegría, entusiasmo y una casa para todos.
Hoy te pedimos, Don Bosco, nuestro amigo, que nos contagies tu alegría, tu ilusión, tus ganas de vivir y de trabajar por un mundo donde todos tengamos un sitio para ser felices.

* Cada mañana me levanto con la ilusión de ir a la escuela para convivir y trabajar al lado de mis compañeros y así prepararme para ser “alguien el día de mañana”.
Te pido, Don Bosco, que me ayudes para que me guste mucho estudiar, trabajar y esforzarme como tú. Es difícil, pero con tu ayuda y la de Jesús lo lograré.

* Amigo Jesús, quiero ser una buena persona cuando sea mayor. Me han dicho mis padres y mis maestros que para ser importante de mayor tengo que prepararme y trabajar mucho desde pequeño y esforzarme por ser buena persona.
Ayúdame, Jesús, a imitar a Don Bosco que fue un ejemplo de esfuerzo e ilusión cada día.

* Me gusta mucho tener amigos. Tengo amigos que siempre están a mi lado: me ayudan, juegan conmigo, me dan cariño y alegría.
Gracias, Don Bosco, por ser nuestro amigo, el amigo de los niños y por enseñarnos que el camino que nos lleva al Amor es ser buenos amigos de todos.

* Don Bosco fundó un grupo de amigos que se llamaba “La Sociedad de la Alegría”. Don Bosco nos enseñó que para demostrar que somos amigos de Jesús hay que vivir con alegría.
Gracias, Jesús, por la alegría que nos has traído esta Navidad al nacer de nuevo en nuestro corazón. Quédate con nosotros para que no nos falte nunca la alegría de vivir.

* Gracias, Jesús, por Don Bosco. El se hizo nuestro amigo para demostrarnos que Tú, Jesús, eres el mejor amigo. Ayúdanos a ser amigos de todos compartiendo nuestros estudios, los juegos, la diversión y todos los momentos buenos y malos de cada día.

* Hoy queremos pedirte por nuestros padres, nuestros educadores, y todas las personas que nos ayudan para aprender cosas y salir de la ignorancia que no nos deja ser felices. Con nuestro esfuerzo y la ayuda de Don Bosco lograremos ser unos buenos cristianos y buenos ciudadanos de (...).

* Gracias, Don Bosco, por haber sido un padre y maestro de los niños. Queremos padres y maestros como tú que nos quieran y nos ayuden todos los días a ser importantes y a aprender a ayudar a los demás.

* Nos unimos a todos los niños y a todos los jóvenes del mundo salesiano para darte un : ¡Viva Don Bosco!, nuestro santo, nuestro amigo, modelo de alegría, cariño, cercanía, simpatía y constancia en el trabajo y esfuerzo de cada día.
Tú eres nuestro modelo, tú nos has dicho que Jesús y María son nuestros amigos más queridos y los que más nos quieren y nos ayudan.
Sigue ayudándonos, Don Bosco. Te queremos.


inicio

 
 
 


Invocación a los santos salesianos

Invoquemos a los patronos y santos de nuestra Familia Salesiana.

Virgen Inmaculada, Auxiliadora, Madre y guía nuestra:
Bendice a la Familia Salesiana.

San Francisco de Sales,patrono y modelo de bondad y simpatía:
Bendice a la Familia Salesiana.

San Juan Bosco, padre y maestro de la juventud:
Bendice a la Familia Salesiana.

Santa María Mazzarello, madre y fundadora:
Bendice a la Familia Salesiana.

Santo Domingo Savio,fruto del sistema educativo de Don Bosco:
Bendice a la Familia Salesiana.

Beato Miguel Rúa, brazo derecho de Don Bosco:
Bendice a la Familia Salesiana.

Beata Laura Vicuña, heroica seguidora de Jesús:
Bendice a la Familia Salesiana.

Santos y santas anónimos de la Familia Salesiana,
que estáis en la Casa del Padre, según la promesa de Don Bosco:
Bendecid a la Familia Salesiana.


inicio

 
 
 


El Credo salesiano

Creemos que Dios ama a los jóvenes. Tal es la fe que está en el origen de nuestra vocación y que motiva nuestra vida y todas nuestras actividades pastorales.

Creemos que Jesús quiere compartir su vida con los jóvenes, que son la esperanza de un futuro nuevo y llevan dentro de sí, oculta en sus anhelos, la semilla del Reino.

Creemos que el Espíritu se hace presente en los jóvenes y que por su medio quiere edificar una comunidad humana y cristiana más auténtica. Él trabaja ya en cada uno y en los grupos; les ha confiado una tarea profética para que la realicen en el mundo, que es también el mundo de todos nosotros.

Creemos que Dios está esperando en los jóvenes, para ofrecernos la gracia del encuentro con él y disponernos a servirle con ellos, reconociendo su dignidad y educándolos en la plenitud de la vida…


inicio

 
 
 


A Santa María Mazzarello

Oh Dios,
que nos has dado en santa María Mazzarello,
insigne por su humildad y amor,
un modelo luminoso de vida cristiana y religiosa;
concédenos buscar tu verdad,
con sencillez de corazón,
y manifestarla siempre en nuestra vida.

Por Jesucristo, nuestro Señor.
Amén.


inicio

 
 
 


Campobosco en Mornese
Procedencia: Primer Campobosco de España y Portugal


María Mazzarello,
nacida a la vida bajo el signo de la fecundidad
de esta tierra de vides y surcos;
que creciste con la alegría de ser joven y de estar con los jóvenes,
siempre atenta a la voz de Jesús, que habla desde dentro.
Tú comprendiste que dedicar totalmente la vida
a los jóvenes más necesitados es una causa que merece la pena.

Te damos gracias,
porque junto con otras jóvenes audaces de Mornese
asumiste el proyecto de Don Bosco fundador,
enriqueciéndolo con las características femeninas originales
que dieron vida al Instituto de las Hijas de María Auxiliadora.

Los jóvenes y las jóvenes que pisamos hoy,
por vez primera, tu tierra natal
y nos abandonamos a la noche bajo el mismo manto de tu cielo,
queremos ser sensibles, generosos y creativos,
como lo fuiste tú ante la llamada del Señor,
e invocamos tu ayuda para descubrir
en el encuentro con Don Bosco y contigo,
el plan de Dios sobre nuestra vida
y entregarnos a él con tu misma valentía. Amén.


inicio

 
 
 


Domingo Savio

Santo Domingo Savio,
que en la escuela de Don Bosco
aprendiste a recorrer
los caminos de la santidad juvenil:

Enséñanos a imitar tu amor
a Jesús y María
y tu celo por las almas.
Y alcánzanos del Señor
que, practicando tu lema
“Antes morir que pecar”,
podamos conseguir
nuestra salvación eterna.
Amén.


inicio

 
 
 


A la Beata Laura Vicuña

Laura Vicuña,
tú, que hiciste heroicamente
el Evangelio de Jesús,
escucha nuestra súplica.

Ayúdanos a cumplir,
con corazón puro y dócil,
la voluntad del Padre.
Otorga a nuestras familias la paz y la fidelidad.

Haz que también en nuestra vida,
como en la tuya, resplandezcan una fe firme,
y una caridad atenta y solícita
para el bien de los hermanos. Amén.


inicio

 
 
 


Llamarte Padre
Autor/a: Eduardo Meana
Procedencia: http://www.edumeanacanciones.com

Déjame entrar por la ventana de tus ojos
y saltar al patio grande que en tu alma abrió el Señor;
y descubrir en el bullicio a los amigos,
y sentir que estoy en casa y que todo está mejor.

Déjame oir la música de tus palabras:
cuando dices "Jesucristo" todo resplandece en ti.
Y al sonreirnos, hombre auténtico y sereno;
siento que puedo ser bueno y hay un cielo para mí.

¡Deja que vuelva hoy a aferrarme de tu mano!
¡Deja que encuentre, de tu mano, mi lugar!
¡Déjanos, Juan Bosco -porque te amamos-
llamarte "Padre" una vez más!

Invítame a rezar contigo "¡Ave María!",
de rodillas... pero luego haz que me ponga en pie.
Dibuja el signo de la cruz sobre mi vida:
guía mi mano temblorosa, tú que sabes de la fe.

Y déjame jugar por ti el mejor partido...
nuestro campo estás mirando, ¡quiero dedicarte un gol!
Porque adivino en mi gozar por tu presencia
la mirada de otro Padre, la asistencia de su amor.


inicio

 
 
 

Maria Mazzarello
Autor/a: Catherine Fino
Procedencia: Maria Dominica Mazzarello. Pels camins de l'Evangeli


Maria Mazzarello,
eras activa, inteligente, intuitiva
y supiste utilizarlo
para ayudar a las chicas y hacerlas felices.

Ayúdame a descubrir mis cualidades
y ponerlas al servicio
de los que me rodean.

Maria Mazzarello;
tú también conociste la soledad y el cansancio,
la pobreza y la enfermedad,
pero siempre confiaste en Dios
y El te guió y te ayudó.

Ayúdame a confiar mis problemas a Dios,
mis defectos, mis miedos,
para que así pueda realizar mi vida.

Maria Mazzarello,
tu quisiste ser siempre la mejor
para ser querida y tener muchos amigos:
Cuando Jesús llegó a ser tu amigo,
supiste dejar el sitio a los demás
y ayudarles a crecer.

Ayúdame a acoger y querer a mis amigos.
Hazme descubrir cómo me quiere Dios

y cómo, gracias a este amor,
he de amar a los demás para hacerles felices


inicio

 

Oración a Don Bosco (CG26)
Don Pascual Chávez

Don Bosco,

Tú fuiste suscitado por el Espíritu Santo,
con la intervención materna de María.
para contribuir a la salvación de la juventud.

Tú nos has sido dado por el Señor como padre y maestro,
y nos has confiado un programa fascinante de vida
en la máxima “Da mihi animas, cetera tolle”.

Tú nos has transmitido, bajo la inspiración de Dios,
un espíritu original de vida y acción,
cuyo centro y cuya síntesis es la caridad pastoral.

Haz que nuestro corazón pueda ser inflamado
por el fuego del ardor y del impulso evangelizador,
para ser signos creíbles del amor de Dios a los jóvenes.

Haz que sepamos aceptar con serenidad y alegría
las exigencias cotidianas y las renuncias de la vida apostólica
para la gloria de Dios y la salvación de las almas.

Haz que el Capítulo General pueda ayudarnos
a reforzar la identidad carismática
y a despertar la pasión apostólica.
AMEN


inicio

 
 
 
 


inicio

 
 
 


inicio

 
 
 


inicio

 
 
 


inicio

 
 
 


inicio

 
 
 


inicio

 
 
 


inicio

 
 
 


inicio

 
 
 


inicio

 
 
 


inicio

 
 
 


inicio

 
 
 


inicio

 
 
 


inicio

 
 
 


inicio

 
 
 


inicio

 
 
 


inicio

 
 
 


inicio

 
 
 


inicio

 
 
 


inicio

 
 
 


inicio

 
 
 


inicio

 
 
 


inicio

 
 
 


inicio

- Oración 27 - Oración 28 - Oración 29 - Oración 30 - Oración 31 - Oración 32 - Oración 33 - Oración 34 - Oración 35- Oración 36 Oración 37Oración 38Oración 39 - Oración 40 - Oración 41 - Oración 42 - Oración 43 - Oración 44 - Oración 45 Oración 46Oración 47Oración 48 - Oración 49 - Oración 50


inicio